Noticias

Sangre azul: en busca de las raíces rusas de Felipe de Inglaterra

Tanto por parte materna como paterna, la familia del consorte más longevo del Reino Unido está unida a Rusia y su antigua familia imperial.

Tanto por parte materna como paterna, la familia del consorte más longevo del Reino Unido está unida a Rusia y su antigua familia imperial.

Por GUEORGUI MANÁIEV / RBTH

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo (nacido príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca), esposo de la reina Isabel II de Gran Bretaña desde hace 73 años, desciende por parte materna, de una pareja germano-polaca, que se conoció mientras prestaban servicio a la familia imperial rusa.

Su madre, la princesa Alicia de Battenberg (1885-1969), era sobrina de la emperatriz Alejandra Feodorovna de Rusia y prima segunda del zar Nicolás II. Por parte de su padre, el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca (1882-1944), es descendiente de los Romanov; Nicolás I de Rusia fue abuelo de la abuela de Felipe.

Ascendencia materna: la familia Battenberg (Mountbatten)

Julia Hauke (1825-1895)

Las raíces maternas del príncipe Felipe se encuentran en la familia Battenberg, que se formó cuando un príncipe alemán que servía en el ejército imperial ruso se enamoró de la dama de compañía de su hermana.

Julia Hauke (1825-1895) era la hija del conde Johann Moritz von Hauke, un general polaco de ascendencia alemana y su esposa Sophie (de soltera Lafontaine). Su padre era un general famoso en el ejército polaco y después del Congreso, Polonia pasó a formar parte de Rusia en 1815 y se incorporó a las filas del ejército ruso. Por sus buenos servicios, el emperador Nicolás I lo nombró Viceministro de Guerra del Congreso de Polonia y lo hizo conde hereditario en 1829.

Sin embargo, los dos padres de Julia fueron asesinados durante la sublevación polaca de 1830-1831 contra el dominio ruso y Julia y sus hermanos se convirtieron en pupilos de la familia del zar ruso. Julia recibió una excelente educación en San Petersburgo y finalmente se convirtió en dama de honor de María Alejandrovna, nacida como princesa María de Hesse (1824-1880), y la esposa del zarevich Alejandro Nikoláievich, el futuro emperador Alejandro II (1818-1881). Así fue como Julia conoció a su futuro marido.

María Alejandrovna, nacida como princesa María de Hesse (1824-1880)

El príncipe Alejandro de Hesse (1823-1888) era el hermano de María Alejandrovna y amigo del joven zarevich Alejandro. A su llegada a Rusia en 1840, se unió a las filas del ejército ruso como coronel. Los contemporáneos veían que el príncipe Alejandro era “todo un caballero, lo que no es común en los príncipes alemanes”. En 1843 se convirtió en general de división.

El emperador Nicolás consideraba al príncipe como un posible esposo de una princesa de la familia real rusa, pero Alejandro se enamoró de la dama de honor de su hermana. Como era un caballero, el príncipe anunció que se casaba con Julia, lo que enfureció al emperador Nicolás, quien prohibió el matrimonio. Sin embargo, Alejandro se atrevió a desobedecer al zar, lo que hizo que tuviera que dejar las filas del ejército imperial ruso por insubordinación. Esto supuso un gran inconveniente, porque la carrera de Alejandro en Rusia iba muy bien. Pero el amor era más fuerte. Alejandro y Julia se casaron en Breslau, Prusia, en 1851.

El príncipe Alejandro de Hesse, ancestro de la Casa de Battenberg.

La conexión con el Reino Unido

Luis III, Gran Duque de Hesse (1806-1877), hermano mayor de Alejandro, tampoco estaba contento con el título de Julia, ya que “solo” era una condesa y su rango era insuficiente comparado con el del príncipe Alejandro. Así que en 1858 Luis III elevó su rango a princesa de Battenberg. Los hijos de Julia y Alejandro nacieron entonces con el rango de príncipes. Así, Battenberg se convirtió en el nombre de una rama morganática de la familia del Gran Ducado de Hesse.

El hijo mayor de este matrimonio, el príncipe Luis de Battenberg (1854-1921), se convirtió en súbdito británico naturalizado y se incorporó a la Marina Real en 1868 con solo 14 años. El príncipe Luis estaba influido por su primo, el príncipe Luis de Hesse (1837-1892) y su esposa, la princesa Alicia (1843-1878), hija de la reina Victoria, padres de Alix de Hesse (1872-1918), que se convertiría en la emperatriz Alejandra Feodorovna de Rusia.

Luis III, Gran Duque de Hesse, tatarabuelo del duque de Edimburgo

Luis de Battenberg se casó con la hija de su primo y la hermana mayor de Alix, la princesa Victoria de Hesse y del Rin (1863-1950). Su hija, la princesa Alicia de Battenberg (1885-1969), fue la madre del príncipe Felipe. También es importante señalar que durante la Primera Guerra Mundial, los miembros de la familia Battenberg que residían en el Reino Unido adoptaron el nombre de Mountbatten (una traducción de Battenberg del alemán), debido al creciente sentimiento antialemán entre el público británico.

Antes del compromiso oficial del príncipe Felipe con la entonces princesa Isabel en 1947, el príncipe Felipe abandonó sus títulos griego y danés, se convirtió en un súbdito británico naturalizado y adoptó el apellido de sus abuelos maternos, Mountbatten.

Ascendencia paterna: la Casa de Glücksburg

Los padres de Felipe: Alicia de Battenbetg y Andrés de Grecia

Por su ascendencia paterna, el príncipe Felipe también está conectado de alguna manera con Rusia. Su bisabuelo fue Christian IX (1818-1906), era príncipe de la Casa de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, una rama menor de la Casa de Oldenburg que gobernó Dinamarca desde 1448. Christian IX fue padre de dos emperatrices. Una de las hijas de Christian fue la reina consorte de Inglaterra, Alejandra de Dinamarca (1844-1925), esposa de Eduardo VII (1841-1910), hijo de la reina Victoria.

La otra de las hijas de Christian IX, Dagmar de Dinamarca (1847-1928), se convirtió en la emperatriz rusa María Feodorovna, esposa de Alejandro III de Rusia (1845-1894) y madre de Nicolás II (1868-1918).

Jorge I de Grecia y su esposa, Olga de Rusia, los abuelos paternos de Felipe.

El hijo de Christian IX, Jorge I de Grecia (1845-1913), abuelo del príncipe Felipe, se casó con Olga Constantinovna de Rusia (1851-1926), nieta de Nicolás I, por lo que por este lado de la familia, la ascendencia rusa del príncipe Felipe es aún más cercana.

El cuarto hijo de Jorge I de Grecia y Olga Constantinovna, el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca (1882-1944), se casó con la princesa Alicia de Battenberg. El príncipe Felipe nació en este matrimonio hace 99 años.

Por cierto, la casa de Windsor también tiene mucho en común con la familia imperial rusa.