En una noche de borrachera, el conde de Strathmore hizo referencia al fantasma que se cree que acecha su hogar ancestral antes de violar a una invitada.