Marie-Christine, la princesa que impactó a Bélgica al denunciar que fue violada por alguien de su familia


La princesa María Cristina de Bélgica (Marie-Christine), tía del rey Felipe que vive en Estados Unidos no tiene contacto con otros miembros de la familia real, conmocionó a los belgas hace 28 años cuando, en una entrevista televisiva vista por casi 2 millones de telespectadores, confesó: Alguien de la familia me violó”.

En 1994, Peter Van Camp, un joven reportero del canal VTM, viaja a Los Ángeles para visitar a la descontenta princesa, hija del rey Leopoldo III (1934-1951). “Hoy en día, los miembros de la familia real dan entrevistas ocasionalmente, pero en la década de 1990 no era así”, explica el reportero.

“De repente resultó que la princesa Marie-Christine había roto esa regla no oficial. Había dado una entrevista en la revista en francés Ciné Télé Revue. Supimos gracias a eso que ella llevó una vida glamorosa en Los Ángeles”.

Nacida en febrero de 1951, Marie-Christine es la hija menor del rey Leopoldo III de Bélgica y de su segunda esposa, Lilian, princesa de Réthy. Sus hermanastros mayores son el fallecido rey Balduino y el rey Alberto II.

Mi editora en jefe me dio un contacto en Los Ángeles y me fui a buscarla. Casualmente, resultó que la princesa se alojaba en la misma calle que mi persona de contacto, por lo que la conversación se resolvió rápidamente”, recordó en una entrevista publicada por el diario Het Laaste Nieuws.

“Después de dar su consentimiento, la princesa me preguntó si podía estar en Los Ángeles una semana después. Tenía un evento programado con Elizabeth Taylor y Arnold Schwarzenegger, donde naturalmente quería que la filmaran”, recordó Van Camp.

“Inicialmente pensamos que la princesa estaba exagerando, pero en Sunset Boulevard resultó que estaba diciendo la verdad. Después de todo, había un cartel inmenso que anunciaba la fiesta, y la princesa Marie-Christine de Bélgica era una de las invitadas famosas”.

“Se sentía como pez en el agua entre las estrellas de Los Ángeles y le encantaba toda la atención que recibía. Pero cuanto más tiempo pasaba con ella, más desaparecía esa capa de barniz y más sincera se volvía”, aclara el reportero.

“Pronto quedó claro que esta ruptura con su pasado era realmente radical. Por ejemplo, la princesa contó sobre su infancia solitaria entre los muros del palacio, su relación extremadamente difícil con la familia real, el vínculo inexistente con su madre y sus muchas peleas”.

“Además, también dijo que -con la ayuda del muy católico rey Balduino- pudo divorciarse de su primer marido y que cuando tenía diecisiete años fue violada por un pariente lejano durante un baile. Esas revelaciones shockearon a nuestro país. 1,7 millones de personas vieron ese informe en ese momento”, afirmó.

El reportero, que tenía 28 años entonces, recordó ahora: “Todavía estoy muy orgulloso de esa transmisión. Fui nominado para el premio de prensa de Het Gemeentekrediet y al día siguiente solo recibí críticas muy favorables en los periódicos. Yo mismo vi el informe hace dos años y todavía estoy muy orgulloso de él”.

En 2001 Van Camp visitó a la princesa por segunda vez, nuevamente para Telefacts. “Ese informe fue menos frívolo”, dice Van Camp. “La princesa había tenido entonces una serie de desgracias, y estaba casi en el suelo. No estaba claro cómo perdió su dinero, pero era un hecho que estaba buscando trabajo en Estados Unidos”.

A través de esa segunda entrevista, también quiso animar a Bélgica a que la ayudara”, dijo Van Camp. “Después de mi informe, uno de mis colegas hizo un artículo de seguimiento. Se investigó si Marie-Christine tenía derecho a una dotación, o algo por el estilo. Esto parecía no ser el caso. Marie-Christine se enteró a través de otra persona y estaba enojada. También conmigo. Desde entonces no tengo contacto con ella, pero atesoro los hermosos recuerdos”.

MONARQUIAS.COM