Quién es Marie-Astrid de Luxemburgo, la princesa católica que casi fue Reina de Inglaterra


Años antes de que el príncipe Carlos se casara con Lady Diana Spencer, la prensa británica se hizo un banquete con las posibles “novias” del heredero al trono, una lista que incluía a riquísimas aristócratas, a amigas de la juventud y a princesas como Carolina de Mónaco. Una de las “pretendientes” más famosas fue la hija mayor de los grandes duques de Luxemburgo, la princesa Marie-Astrid, cuya fotos aparecieron ávidamente en la prensa sensacionalista de Londres.

Un viaje de la reina Isabel y el príncipe Carlos a Luxemburgo, a finales de los años 70, alimentó los rumores sobre los preparativos de un compromiso real. El enlace hubiera unido aún más a dos familias reales muy cercanas, ya que el padre de Marie-Astrid, el gran duque Juan (1921-2019) fue durante su juventud amigo de Isabel II y su hermana, Margarita, y pasó con ella largas temporadas antes y durante la II Guerra Mundial.

Algunos informe serios dijeron que la reina Isabel “consideró” una buena idea casar a Carlos, que permanecía soltero a sus 30 años, con Marie-Astrid. Y algunos periódicos británicos afirmaron que el palacio la consideraba “adecuada”. El problema, sin embargo, residía en que la joven era católica y no estaba dispuesta a renunciar a su fe para ser reina de Inglaterra, condición inexpugnable para ser coronada.

La princesa luxemburguesa con la que Carlos no se casó en realidad era mucho más cercana a su edad que Diana Spencer, ya que Marie-Astrid nació el 17 de febrero de 1954, solo seis años después que el príncipe. Hija mayor del gran duque Juan y de su esposa, Josefina-Carlota de Luxemburgo, la princesa fue bautizada como Marie-Astrid Liliane Charlotte Léopoldine Wilhelmine Ingeborg Antoinette Élisabeth Anne Alberte.

Educada en el seno de una familia real con una profunda devoción católica, Marie-Astrid tuvo cuatro hermanos: el actual gran duque Enrique de Luxemburgo, la princesa Margarita, el príncipe Juan y el príncipe Guillermo. En 1964 la joven de 10 años presenció la entronización de su padre como nuevo soberano, tras la abdicación de su abuela, la gran duquesa Carlota.

Educada en Luxemburgo y Bélgica -donde su tío Balduino era rey-, Marie-Astrid obtuvo un diploma como enfermera a los veinte años y se especializó posteriormente en medicina tropical. Desde entonces, fue presidenta de la Cruz Roja para la Juventud de Luxemburgo y se dedicó, discretamente, a apoyar las tareas de beneficencia y asistencia humana. Además, todavía participa en diferentes organizaciones sanitarias y culturales, aunque su presencia no es frecuente en los actos oficiales de la familia real luxemburguesa.

El estatus real de Marie-Astrid cambió radicalmente cuando se casó con otro príncipe. El 6 de febrero de 1982 se casó en la Catedral de Notre-Dame de Luxemburgo con un primo lejano, el archiduque Carl-Christian de Austria, nieto del último emperador austrohúngaro, Carlos I de Habsburgo, cuya esposa, la emperatriz Zita, era hermana del abuelo de Marie-Astrid, el príncipe Félix de Borbón-Parma.

Con este matrimonio, la princesa asumió los títulos de “Su Alteza Imperial, Archiduquesa Marie-Astrid de Austria, Princesa Imperial de Austria, Princesa Real de Hungría, Croacia y Bohemia”, que sumó a sus títulos de nacimiento: “Su Alteza Real, Princesa de Luxemburgo, Princesa de Nassau y Princesa de Borbón-Parma”.

Monarquias.com