Hace 250 años, murió Adolfo Federico de Suecia: el rey que comió hasta morir

Adolfo Federico de Suecia.

Este mes de febrero se cumplen 250 años desde que el rey Adolfo Federico comió su última y mortal porción de “semla” o “fastlagsbulle”, un dulce típico de Suecia. Hoy los suecos lo recuerdan como el rey que “comió hasta la muerte”.

Adolfo Federico era primo del sobrino de Carlos XII, Carlos Federico, y fue elegido sucesor al trono después de Federico I y Ulrica Leonor, quienes no tuvieron hijos propios.

Su reinado es recordado como un período de libertad durante el cual el poder del rey fue extremadamente limitado. Su tarea más importante fue firmar las decisiones que ya ha tomado el Riksdag.

El martes de carnaval de 1771, a Adolfo Federico le sirvieron una magnífica cena real que terminó con bollos de semla.


Foto: Sara Friberg / Corte Real de Suecia

Pero el semla del siglo XVIII no se parecía al semla relleno de crema que comen hoy los suecos, ya que consistían en bollos de trigo rellenos de una mezcla de pan rallado, crema y almendras ralladas y se servían calientes en leche.

Después de una furtiva cena compuesta por langosta, caviar, chucrut, arenque ahumado y champán, el rey Adolfo Federico comenzó a sentirse mal y murió al llegar a su habitación. La verdadera causa de la muerte fue probablemente un derrame cerebral, que no impidió que se extendiera el rumor de un mortal atracón semla.

El poeta Johan Gabriel Oxenstierna escribió en su diario el 16 de febrero que los bollos se semla tenían que ser “enviados al exilio ya que cometió un regicidio”.