La vicepresidenta primera del Gobierno dijo que estas reformas requerirán tiempo, “unas semanas o meses”, y “un poco de calma”.