Meghan Markle no será la primera mujer de orígenes africanos en incorporarse a la familia real británica.