El sonido de los cañones resonó a las 12 del mediodía para la primera de las 41 salvas previstas en tributo al esposo de la reina Isabel II.