La reina Isabel II de Inglaterra decidió “hace mucho tiempo” sobre qué personas de la familia real harán cargo de los patrocinios y cargos militares de los duques de Sussex.