El tío y confidente del príncipe Carlos de Inglaterra estaba “devastado” por la sucesión de amantes de su esposa, que incluían el primer ministro de la India.