La figura de la consorte de Luis XVI, guillotinada en 1793 durante la Revolución Francesa, sigue generando fascinación en el mundo entero.