Aunque príncipe descendiente de reyes y emperadores, nació en la pobreza y sufrió un exilio trágico. Su suerte cambió cuando conoció a su princesa.