Prima de la reina de Inglaterra, renunció a su status real para ayudar a los necesitados. Solidaria y sencilla, causó controversia al convertirse al catolicismo.