En 1971, en pleno régimen del apartheid, se convirtió en el 8º rey zulú y en uno de los soberanos tradicionales más conocidos de Sudáfrica.