El casamiento de la gran duquesa María Pavlovna, prima hermana del duque de Edimburgo, con Guillermo de Suecia fue la última celebración de este tipo en la Rusia zarista.