Tanto por parte materna como paterna, la familia del consorte más longevo del Reino Unido está unida a Rusia y su antigua familia imperial.