En su mensaje de Navidad, el monarca reflexionó sobre los muchos vínculos que se rompieron por causa de la pandemia y alentó a ser buenos ciudadanos y buenos seres humanos.