Lieke Gaarlandt, de 74 años, ha servido en la casa real holandesa durante casi 28 años y era, al momento, el miembro más antiguo en servicio.