El Royal Lodge, una mansión ubicada a 5 kms. del Castillo de Windsor, también fue protagonista de otro intento de ingreso ilegal hace diez días.