Los sorprendentes resultados fueron publicados cuando se cumplieron dos años de reinado del emperador Naruhito, quien solo tiene una hija.