Historias

La guerra interna de la familia real danesa y el príncipe amargado que no pudo ser rey

Cuando en 1953 un referéndum decidió que la princesa Margarita sería la futura reina, el príncipe Knud se sintió traicionado y se abrió una grieta dinástica que tardó décadas en sanar.