El rey Haakon VII de Noruega se opuso a que este hijo de un armador, héroe de guerra, se casara con la princesa Ragnhild. Finalmente, estuvieron casados durante 60 años.

La relación de la monarca, ya viuda del príncipe Alberto, con John Brown desató un sinfín de rumores. Para ella, Brown era “la perfección hecha sirviente”, pero el hombre se ganó el recelo y el desprecio de algunos miembros de la familia real y del personal de la Corte. La verdad es muy diferente.