Las restricciones de la pandemia de COVID-19 habrán trastornado los planes, minuciosamente detallados, elaborados durante los últimos años bajo el código secreto “Forth Bridge”.