Educado en Europa de una manera muy liberal, el trono significaba una cárcel para Ananda, el rey que nunca sonrió. El 9 de junio de 1946 fue hallado muerto.