Murió el príncipe Luis de Orleáns-Braganza, heredero de la dinastía imperial de Brasil


El príncipe Luiz d’Orléans-Braganza, pretendiente del trono imperial de Brasil, murió a los 84 años tras haber sido hospitalizado en estado “delicado” en un hospital de San Pablo.

Nacido en 1938, don Luiz era el hijo del príncipe don Pedro Henrique, jefe de la dinastía imperialde Orleáns-Braganza, y tataranieto del último emperador brasileño, don Pedro II.

Sin esposa ni descendientes, el príncipe don Luiz declaró a su hermano el príncipe don Bertrand de Orléans-Braganza, de 82 años, como su heredero en la jefatura de la Casa de Orleáns-Braganza.

Por sus problemas de salud, en los últimos años don Luiz no fue una figura activa en el movimiento monárquico brasileño, habiendo pasado las funciones principales a don Bertrand.

Debido a que don Bertrand tampoco tuvo hijos, el siguiente en la línea sucesoria es su hermano el príncipe don Antonio, casado con la princesa belga Christine de Ligne y con descendencia.

Aunque el Imperio brasileño terminó oficialmente en 1889 con la proclamación de la República, Muchos brasileños reivindican con nostalgia la época «de oro» de Pedro II (1825-1891) y su hija, la princesa regente Isabel (1846-1921).

Aunque solo un 13% de los brasileños (casi 7 millones de personas) se pronunciaron por la restauración de la monarquía en una consulta popular en 1993, los herederos del último emperador están convencido de que esa opción sería mayoritaria.

Quién era príncipe don Luis de Orleáns-Braganza

Tataranieto del emperador Pedro II de Brasil, el príncipe Don Luiz de Orleans e Bragança nació el 6 de junio de 1938 en la ciudad de Mandelieu, Francia, aunque recibió la nacionalidad brasileña.

Debido al exilio impuesto contra la dinastía al proclamarse la República en Brasil en 1889, y al inicio de la Segunda Guerra Mundial en 1939, la Familia Imperial no pudo volver al país sudamericano sino hasta 1945.

Licenciado en Química, el príncipe Luis estudió en la Universidad de Múnich, Alemania, donde encuentran sus orígenes maternos, ya que su madre, la duquesa María Elisabeth de Baviera, era nieta del último monarca bávaro, Luis III.

En 1981, don Luis se convirtió en jefe de la Casa Imperial de Brasil, tras la muerte de su padre, el príncipe dom Pedro Henrique de Orleáns-Braganza.

Como jefe de la dinastía, su mayor logro fue haber llevado, en la Asamblea Constituyente de 1988, a la caída de la pétrea cláusula que imponía la República e ilegalizaba a los monárquicos de Brasil.

Su hazaña permitió otra, el Plebiscito de 1993, en el que, más de 100 años después de la caída de la monarquía republicano, los brasileños fueron consultados para determinar la forma y el sistema de gobierno del país.

El parlamentarismo monárquico obtuvo sólo el 10,5% de los votos (7 millones de ciudadanos), pero la cifra aún representaba un gran logro para los monárquicos después de un siglo de gobiernos republicanos y dictatoriales.

MONARQUIAS.COM