El futuro rey saudita “es un asesino”, clama la prometida de Jamal Khashoggi


La novia turca del periodista saudita Jamal Khashoggi, asesinado en 2018 en el consulado de su país en Estambul por agentes de Riad, dijo que la visita del príncipe Mohammed bin Salman a Turquía, para reunirse con el presidente Recep Tayyip Erdogan, no cambia el hecho de que es «un asesino».

«Su visita a nuestro país no cambia el hecho de que es responsable de un homicidio», dijo Hatice Cengiz sobre el príncipe, y advirtió que «la legitimación que obtiene con visitas a varios países cada día no cambia el hecho de que es un asesino».

En abril, un tribunal de Estambul transfirió a Arabia Saudita el proceso contra 26 ciudadanos sauditas por el homicidio de Khashoggi, periodista crítico de la monarquía, en el Consulado de Riad en Estambul, en 2018.

Pocas semanas después, Erdogan realizó una visita oficial a Arabia Saudita, en la que proclamó «el inicio de una nueva era» de normalización de las relaciones entre ambos países tras la crisis por el asesinato de Khashoggi.

«Ningún compromiso diplomático puede legitimar la injusticia», reclamó Cengiz.

Desde que fue designado príncipe heredero el 21 de junio de 2017, Mohamed bin Salman, conocido popularmente por sus iniciales, MBS, consolidó su poder, al tiempo que liberalizó algunos aspectos de la sociedad saudi.

Pero sus esfuerzos por modernizar la imagen del reino ultraconservador fueron barridos por el caso Khashoggi.

El reportero, que residía en Estados Unidos y colaboraba con el diario The Washington Post, fue asesinado y desmembrado en el consulado del reino en Estambul el 2 de octubre de 2018 y sus restos nunca fueron encontrados.

Tras la conmoción generada por el crimen, Erdogan dijo que en este estuvieron implicados «los más altos niveles» del gobierno saudí.

Tras un opaco proceso judicial en Arabia Saudí, cinco personas fueron condenadas a muerte y tres a penas de prisión, pero las sentencias no fueron ejecutadas.

MONARQUIAS.COM