Casi la mitad de los galeses no quiere que Guillermo sea el próximo Príncipe de Gales


Casi la mitad de los galeses no quieren que Guillermo de Inglaterra herede el título de Príncipe de Gales cuando su padre, Carlos, se convierta en rey, según reveló una encuesta.

Se espera que el duque de Cambridge reciba el título de príncipe cuando fallezca la reina Isabel II y su hijo ascienda al trono. Pero el título no se transmite automáticamente y será otorgado por el próximo rey a su heredero.

Sin embargo, solo el 46% de los adultos en Gales quiere que permanezca, el 31% dice que Carlos debería ser el último príncipe de Gales y el 23% no está seguro, según la encuesta de ITV.

El título de Príncipe de Gales, título reservado exclusivamente al heredero del trono británico y data de 1301, cuando el rey Eduardo I, tras su conquista de Gales y ejecución (1283) de David III, el último príncipe nativo de Gales, lo dio a su hijo, el futuro Eduardo II.

Desde entonces, la mayoría de los hijos mayores de los soberanos ingleses, pero no todos, han recibido el título. Es otorgado específicamente por el soberano y, a su debido tiempo, el destinatario es investido como príncipe.

El título deja de existir cuando un príncipe de Gales se convierte en rey hasta que un monarca lo otorga a un hijo y presunto heredero.

El príncipe Carlos fue nombrado Príncipe de Gales por la reina Isabel II cuando solo tenía nueve años el 26 de julio de 1958. Once años después, fue investido como príncipe en el castillo de Caernarfon, en el norte de Gales.

La encuesta se produce después de que se reveló que el duque de Cambridge, de 40 años, se centrará en «cinco o seis temas básicos de caridad» cuando suceda a su padre como heredero.

Bajo un plan que establece lo que los funcionarios de Palacio describen como “The Cambridge Way”, Guillermo adoptará un enfoque más cercano al perseguido por su abuelo, el príncipe Felipe , en lugar del de Carlos.

Con un mantra general de «urgencia más optimismo es igual a acción», Guillermo evitará lo que una fuente del palacio describió como «retorcerse las manos por los problemas de la vida» y, en cambio, se concentrará en «esperanza y soluciones».

“Este enfoque no es una crítica de lo que sucedió antes, sino solo un reconocimiento de un deseo de cambiar”, dijo una fuente del entorno del príncipe Guillermo a The Daily Mail.

“Se trata de esperanza y optimismo para el futuro. Lo que impulsa al duque y la duquesa en todo lo que hacen es la urgencia más el optimismo es igual a la acción”.

«Muchas de las causas adoptadas por el duque y la duquesa, ya sea Earthshot [el premio anual otorgado por la Fundación Real por contribuciones al medio ambiente] o el trabajo de los primeros años, también afectan a todos los demás aspectos de la sociedad, por lo que no es que sean excluyendo otras buenas causas al tener un enfoque”.

MONARQUIAS.COM