Adelaida Cottage, la casa campestre del siglo XIX a la se mudarán los duques de Cambridge


El príncipe Guillermo, segundo en la sucesión al trono británico, y su esposa la duquesa de Cambridge (Kate Middleton) se mudarán con sus hijos a una casa de cuatro habitaciones ubicada en los terrenos del Castillo de Windsor a mediados de este año.

Según los informes, los duques de Cambridge están dispuestos a trasladar a sus hijos (Jorge, Carlota y Luis) del palacio de Kensington, al oeste de Londres, a Adelaide Cottage, para estar más cerca de la reina Isabel II.

Según The Daily Mail, “los Cambridge estaban ansiosos por estar más cerca de la reina, de 96 años, quien ha sufrido problemas de movilidad episódicos en los últimos meses y también asegurar una buena escuela para sus tres hijos”.

Ingrid Seward, editora en jefe de la revista Majesty, explicó: “La reina necesita más personas como Guillermo a su alrededor”.

“Muy a menudo está sola, aparte del personal, por lo que estará encantada de que Guillermo, Kate y sus tres bisnietos estén a diez minutos de distancia. La familia estaba muy restringida en lo que podía hacer durante la semana en el Palacio de Kensington”.

Según le dijo una fuente real a The Sun: “Kate y Guillermo estaban muy interesados ​​​​en una casa modesta para comenzar sus nuevas vidas en Windsor. Adelaide Cottage cumple con los requisitos porque es una casa de cuatro dormitorios y no necesitan más, ya que no tienen personal residente”.

Adelaide Cottage es una propiedad de «gracia y favor» de la familia real, del siglo XIX, ubicada a solo 10 minutos a pie de la residencia de la reina en el Castillo de Windsor.

Guillermo y Kate actualmente se viven entre Anmer Hall en Norfolk (regalo de bodas de la reina Isabel II) y el Palacio de Kensington en Londres.

Desde hace unos meses, los duques de Cambridge están buscando un hogar permanente para ellos y sus tres hijos pequeños (los príncipe Jorge, Carlota y Luis), más cercano a Londres y a Windsor, que desde el inicio de la pandemia es el hogar oficial de Isabel II.

Entre otras opciones aparecen Fort Belvedere, una casa que utilizó el rey Eduardo VIII cuando era príncipe de Gales, y Frogmore House, aunque son opciones demasiado costosas para los duques.

Según The Daily Mail, Adelaide Cottage “es la primera opción de la pareja” y, tras ser renovada y modernizada recientemente, “se adaptaría bien a una familia de cinco integrantes que desee mudarse”.

“Las renovaciones recientes significan que la propiedad… podría ser ideal para los Cambridge, de quienes se dice que quieren enviar a sus tres hijos pequeños a las mismas escuelas en Windsor”, dijo el periódico.

Se cree que otras opciones sobre la mesa, como Frogmore House, que Will y Kate visitaron recientemente, son demasiado caras para renovar y adaptar para que sirva cómodamente como una casa familiar.

“Encontrar una manera de hacer que Adelaide Cottage funcione parece ser la mejor y única opción. Hay problemas con todas las otras casas, por lo que Adelaide será la favorita”, dijo otra fuente del palacio al diario The Sun.

Construida en 1831, la casa de campo lleva el nombre de la reina Adelaida (1792-1849), una princesa alemana de la casa de Sajonia-Meiningen, que se casó con el rey británico Guillermo IV.

Actualmente la casa es propiedad de la reina y se ha utilizado durante mucho tiempo como residencia de huéspedes para amigos de la familia real.

De esta forma, fue hogar “de gracia y favor” del capitán de grupo Peter Townsend, lacayo del rey Jorge VI, hasta que se divorció de su esposa y se hizo público su romance, condenado al fracaso, con la princesa Margarita.

Adelaide Cottage, que se renovó en 2015, es descrita como «pintoresca» por la organización patrimonial Historic England.

Su enorme dormitorio principal cuenta con un techo abovedado con delfines dorados y adornos de cuerda de un yate real del siglo XIX, además de una chimenea de mármol greco-egipcia.

MONARQUIAS.COM