Quién es Yuriko de Japón, la longeva princesa que vivió durante cuatro eras imperiales

Quién es Yuriko de Japón, la longeva princesa que vivió durante cuatro eras imperiales

La princesa Yuriko de Mikasa cumplió 99 años el pasado 4 de junio y se consagra como el miembro más longevo de la familia imperial de Japón, habiendo presenciado los reinados de cuatro emperadores, desde Taisho, .

Según la Agencia de la Casa Imperial, que publicó unas fotos de la princesa con una de sus nietas, Yuriko goza de buena salud pese a su avanzada edad, aunque sale poco de su residencia de Akasaka, en el distrito tokiota de Minato Ward.

La princesa hace ejercicio durante unos 30 minutos todos los días y, en los días soleados, toma el sol en el jardín del palacio o realiza pequeños recorridos por los jardines en su silla de ruedas, dijo la Corte. Muy interesada por los asuntos de actualidad, se informa a diario a través de periódicos y revistas, pero sale de casa solo una vez por mes para visitar la tumba de su marido.

La princesa Yuriko nació en 1923, durante el reinado del emperador Taisho, como la segunda hija del vizconde Masanari Takagi, de una de las familias nobles que perdieron su estatus de nobleza después de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial y la abolición de la aristocracia. Su madre era descendiente de emperadores.

En 1941 se casó con Takahito, príncipe de Mikasa, hermano del emperador Hirohito, en una de las últimas bodas celebradas a la vieja usanza en la corte imperiales.

Con motivo de su boda, los novios fueron titulados Príncipes de Mikasa, con el derecho a fundar una nueva rama (‘mikaye’) dentro de la dinastía. Por entonces, la figura del emperador era considerada sagrada por los japoneses, bajo la creencia que era descendencia de Amaterasu, diosa del Sol.

Solo seis años después, al finalizar la guerra, Hirohito renunció a su divinidad, levantando algo del tabú reinante en palacio, aunque conservando el misticismo imperial.

En 1990, la princesa estuvo presente en la ceremonia de entronización de su sobrino, el emperador Akihito, un año después de la muerte de Hirohito. Treinta años después, al finalizar la Era Heisei por la abdicación de Akihito, contempló el ascenso al trono de su sobrino nieto, Naruhito, y el inicio de la Era Reiwa.

Mientras era testigo de estas transformaciones, la princesa fue madre de tres hijos -los príncipes Tomohito, Katsura y Takamado, todos los cuales fallecieron en las últimas dos décadas- y las exprincesas Yasuko y Masako. Finalmente, el príncipe Mikasa murió en 2016 a la edad de 100 años, pero la princesa Yuriko aún tiene una gran familia: tres nueras, tres nietas y siete bisnietos.

MONARQUIAS.COM