Y con ustedes… Lilibet: los duques de Sussex compartieron una nueva foto de su hija

Y con ustedes… Lilibet: los duques de Sussex compartieron una nueva foto de su hija

El príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, compartieron una nueva foto de su hija menor, Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, solo unos días después de que la bisnieta de la reina Isabel II celebrara su primer cumpleaños con la familia real británica en Windsor.

La imagen muestra a Lilibet, nacida en California el 4 de junio de 2021 y octava en la sucesión al trono inglés, durante un picnic organizado por los duques de de Sussex en Frogmore Cottage, la casa ubicada en las cercanías del Castillo de Windsor.

La foto fue tomada por el fotógrafo y amigo de la pareja Misan Harriman, quien asistió al picnic y un portavoz dijo que el príncipe Harry y Meghan Markle están “increíblemente conmovidos” por los deseos de cumpleaños que recibió Lilibet durante su primer viaje al Reino Unido.

En honor al bebé, simpatizantes de todo el mundo donaron más de 100.000 dólares a World Central Kitchen, una organización sin fines de lucro que está asociada con la Fundación Archwell de Harry y Meghan, y proporciona comidas a las personas afectadas por crisis humanitarias.

Los duques de Sussex regresaron a EEUU con sus hijos Lilibet y Archie antes de que terminaran las celebraciones por los 70 años de reinado -el jubileo de platino- de Isabel II. Presentes en el servicio religioso, fueron recibidos con frialdad por el público y la familia real.

La reina Isabel II conoció el viernes 3 a su bisnieta estadounidense, pero según reveló en exclusivo el periódico The Sun, la monarca “prohibió” al fotógrafo privado de Harry y Meghan capturar el momento del encuentro en el castillo de Windsor.

Desde que abandonaron los deberes oficiales como miembros de la casa real, las relaciones en los duques de Sussex y «la Firma», apodo peyorativo de la familia real, empeoraron aún más cuando la pareja se confió a Oprah Winfrey, en la televisión estadounidense.

Meghan Markle afirmó no haber recibido ningún apoyo psicológico pese a sus ideas suicidas. La exactriz norteamericana, mestiza, acusó a un miembro de la familia (pero no la reina) de haberse interrogado sobre el color de piel que tendría su hijo Archie, ahora de tres años.

En Reino Unido, la pareja es muy impopular (63% de opiniones desfavorables, según el instituto YouGov) y también lo es para los tabloides, que no dejan pasar la oportunidad de criticarla.

MONARQUIAS.COM