De prisionero de los nazis a rey jubilado: cronología de los 88 años de vida de Alberto II de Bélgica

De prisionero de los nazis a rey jubilado: cronología de los 88 años de vida de Alberto II de Bélgica

Pocos monarcas europeos tuvieron una vida tan agitada como la de Alberto II, el exrey de Bélgica y padre del rey Felipe: nacido el 6 de junio de 1934, fue bautizado en honor a un abuelo, el rey Alberto I, que murió de una forma muy trágica mientras escalaba una montaña, y perdió a su madre cuando tenía apenas un año de vida. Criado en una corte lúgubre y enlutada, el niño compartió con su familia las penurias de ser prisionero de los nazis y posteriormente el exilio.

Carismático hombre de acción, durante décadas el príncipe Alberto contrastó con su hermano mayor, el rey Balduino I, de una personalidad casi monacal, y se convirtió en rey inesperadamente, cuando todos pensaban que abdicaría. Casado con una italiana de sangre apasionada, la reina Paola, recientemente reconoció a una hija, fruto de una apasionado romance extramatrimonial que desató una tormenta en palacio hace medio siglo. Esta es su historia.

6 de junio de 1934: nace en el bruselense Castillo de Stuyvenberg con el título de príncipe de Lieja, siendo el tercero de los tres hijos de Leopoldo III (1901-1983), rey de Bélgica entre 1934 y 1951, perteneciente a la dinastía de origen alemán Sajonia-Coburgo y Gotha, y la malograda reina Astrid de Suecia.

25 de agosto de 1935: cuando tiene 14 meses de vida, pierde a su madre Astrid en un trágico accidente automovilístico en Suiza. Sólo tenía 29 años, y su muerte se produjo a los 18 meses de convertirse en reina consorte de Bélgica.

10 de mayo de 1940: con la invasión alemana de Bélgica, Alberto fue llevado junto con sus hermanos mayores Josefina Carlota y Balduino al exilio en Francia, de donde pronto pasaron a España.

2 de agosto de 1940: los príncipes quedaron bajo custodia de las fuerzas alemanas de ocupación en Bélgica. Los jóvenes reanudaron sus estudios en Laeken y en el Castillo Real de Ciergnon, en Las Ardenas.

1941: el rey Leopoldo III, siendo prisionero de guerra de los alemanes en el Castillo de Laeken, se casó en secreto con Lilian Baels, quien adoptó el título de princesa de Réthy.

1944: tras el desembarco aliado en Normandía en junio de 1944, Leopoldo, la princesa Lilian y sus hijos fueron deportados a Hirschstein, en Alemania, y luego a Strobl, en Austria.

7 de mayo de 1945: el día de la rendición nazi, la familia real fue liberada por las tropas estadounidenses pero la tensa situación política que vivía Bélgica tras la liberación impidió el regreso a Bélgica.

1945-1950: el príncipe Alberto cursó la educación secundaria en la localidad suiza de Pregny-Chambésy, cerca de Ginebra, donde vivió Leopoldo III mientras su hermano, Carlos, ejerció la regencia en Bélgica.

22 de julio de 1950: vuelve a Bruselas con su padre y su hermano Balduino en plena huelga general y amenaza de guerra civil. Leopoldo III fue obligado a declarar regente a su hijo mayor.

16 de julio de 1951: Leopoldo III abdica en favor de Balduino, quien se convirtió en el nuevo rey de los belgas. El príncipe Alberto se convierte en el primero en la línea sucesoria.

1953: se gradúa como cadete de la Armada Real. Este año asiste a la boda de su hermana Josefina Carlota con el heredero del trono de Luxemburgo, Juan.

1958: como manda la tradición belga, al cumplir 24 años fue declarado senador en el Congreso.

2 de julio de 1959: contrae matrimonio en Bruselas con la noble italiana Paola Ruffo di Calabria, miembro de una familia de gran prosapia, a la que había conocido el año anterior en Roma con motivo de la coronación del papa Juan XXIII.

15 de abril de 1960: nace su primer hijo, el príncipe Felipe. Dos años después nació la princesa Astrid y en 1963, el príncipe Laurent.

1968: nace Delphine Boel, la hija que mantuvo en secreto durante más de 30 años, fruto de su romance con la baronesa Sibile de Selys-Longchamps, casada con el industrial Jacques Boel. Los contactos telefónicos entre Sybille y Alberto continuaron hasta 1984, cuando la relación se cortó. Delphine conoció de su madre la verdad sobre su padre cuando cumplió los 18, en 1986.

31 de julio de 1993: el rey Balduino muere súbitamente cuando veraneaba en su finca de Motril, España a los 62 años. Su masivo funeral se celebró nueve días después

9 de agosto de 1993: tras nueve días de vacancia en el trono, Alberto II jura ante el Parlamento como sexto rey de los Belgas. Su hijo Felipe se convierte oficialmente en príncipe heredero con el título de duque de Brabante.

Septiembre de 1999: la casa real anuncia sorpresivamente el compromiso del príncipe heredero Felipe con la logopeda Mathilde d’Udekem d’Acoz, con quien se casó en diciembre.

Octubre de 1999: el periodista flamenco de 18 años, Mario Danneels, publicó una biografía no autorizada de la reina titulada Paola, van ‘la dolce vita’ tot koningin (Paola, de la ‘dolce vita’ a reina) que destapa los problemas matrimoniales de los reyes y devela la existencia de Delphine, la hija extramatrimonial de Alberto.

Diciembre de 1999: Alberto II reconoce la existencia de una crisis en su matrimonio. «La reina y yo recordamos períodos de mucha felicidad, pero también la crisis por la que nuestra pareja pasó hace más de treinta años. Juntos pudimos, hace ya mucho tiempo, superar aquellas dificultades y recuperar un entendimiento y un amor profundos».

Mayo de 2005: Delphine Boël concede una entrevista en la cadena de televisión France 3 en la que narró que el rey Alberto cortó su contacto con ella diciéndole: «Déjame en paz con esta historia, tú no eres mi hija».

Septiembre de 2010: Alberto y Paola realizan una visita a la República Democrática del Congo con motivo del quincuagésimo aniversario de la independencia de la antigua colonia belga que sirvió para suavizar las siempre difíciles relaciones entre la ex colonia y la ex metrópoli.

Marzo de 2012: el diario francófono Le Soir publica que el rey Alberto tiene la intención de abdicar en favor de su hijo Felipe en una fecha concreta, el 21 de julio de 2013, día de la fiesta nacional de Bélgica.

17 de junio de 2012: Delphine Boël, desheredada por su padre legal, solicita al Tribunal Civil de Bruselas que reclamara a Alberto II una prueba de paternidad que no obtuvo hasta 2020.

3 de julio de 2013: en un discurso televisado en directo desde su despacho en el Palacio Real de Bruselas, Alberto II anuncia que, considerando su avanzada edad y su salud física, decidió abdicar en favor del príncipe Felipe: «Tras 20 años de reinado, estimo que es el momento de pasar la antorcha a la siguiente generación. Constato que el príncipe Felipe está bien preparado para sucederme. Él disfruta, junto con la princesa Matilde, de toda mi confianza«.

21 de julio de 2013: Alberto II abdica en una ceremonia en el Palacio Real y, minutos después, el rey Felipe presta juramento en el Congreso. En su último discurso, el monarca saliente apela al «mantenimiento de la cohesión de nuestro estado federal» y el «diálogo» para preservar «la calidad de nuestra vida juntos» y «el bienestar de todos».

Mayo de 2019: presenta una muestra de ADN exigida por Delphine después de que un tribunal de Bruselas le ordenara pagar 5.000 euros (5.586 dólares) al día si no lo hacía. Boel dice que no busca dinero, solo reconocimiento de su padre biológico.

Octubre de 2020: la corte de apelaciones de Bruselas, última etapa de una batalla legal de siete años, reconoce a Delphine como hija de Alberto II y le otorga el derecho a ser titulada princesa, a utilizar el apellido real Sajonia-Coburgo-Gotha y a heredar parte de la fortuna de su padre.

Alberto II y la reina Paola reciben a Delphine en el castillo de Laeken. En un mensaje conjunto padre e hija dieron que después de la batalla en los tribunales «llegó el tiempo del perdón, la cura y la reconciliación».