Jubileo de platino de la reina Isabel II: megaconcierto celebra los 70 años de reinado

Jubileo de platino de la reina Isabel II: megaconcierto celebra los 70 años de reinado

Estrellas del pop británico participan este sábado de un multitudinario concierto en Londres que es parte de las celebraciones del jubileo de platino de la reina Isabel II.

En la explanada frente al Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, se instalaron tres escenarios unidos por pasarelas para proporcionar una experiencia de 360 grados y 70 columnas de luz, que representan los 70 años de Isabel, que ascendió al trono en 1952 a los 25 años.

Unas 22.000 personas asistien por la noche a un gran concierto organizado por la radiotelevisión BBC.

Casi 8.000 serán trabajadores de sectores claves durante la pandemia, miembros de las fuerzas armadas y voluntarios de organizaciones benéficas, invitados en agradecimiento por sus servicios.

Antes del anochecer, el concierto comenzará con una actuación de los miembros restantes de Queen, junto al cantante estadounidense Adam Lambert, que prometía quedar para el recuerdo, como la histórica aparición de su guitarrista Brian May sobre el tejado del Palacio de Buckingham para el concierto del «jubileo de oro» en 2002.

Cerrará el concierto la legendaria Diana Ross, con su primera actuación en directo en el Reino Unido en 15 años. Entre ambos, durante dos horas y media actuarán figuran icónicas del pop y el rock británico, desde Duran Duran hasta Rod Stewart, pasando por Elton John, que lo hará por vídeo por encontrarse actualmente de gira.

La tenista Emma Raducanu, el exfutbolista David Beckham, los actores Stephen Fry y Julie Andrews, figurarán asimismo en esta lluvia de estrellas, donde no faltará el cantante británico de la última Eurovisión, Sam Ryder.

Miembros de la familia real, entre ellos el príncipe Carlos, heredero al trono de 73 años, y su hijo mayor Guillermo, de 39, representarán a la reina, que, con una salud cada vez más frágil, seguirá el acto por televisión.

Apasionada de la hípica, la reina debía asistir el sábado a la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres, que se ha perdido en poquísimas ocasiones.

Pero, tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo sintió «un cierto malestar», que el viernes la llevó a cancelar su presencia en una multitudinaria misa de acción de gracias.

MONARQUIAS.COM