Isabel II siguió el Epsom Derby con “ropa cómoda” en TV: fue representada por la princesa Ana


La reina Isabel II de Inglaterra no asistió el sábado a la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres, y optó por verlo por televisión desde el Castillo de Windsor.

Apasionada de la hípica, la reina debía asistir al gran evento deportivo del sábado, que se ha perdido en poquísimas ocasiones, como parte del calendario que celebra sus 70 años de reinado, es decir, su jubileo de platino.

Pero, tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo sintió «un cierto malestar», que el viernes la llevó a cancelar su presencia en una multitudinaria misa de acción de gracias.

La monarca, de 96 años, estuvo representada en el hipódromo por su hija, la princesa Ana, que llegó acompañada de su esposo, el Vicealmirante Sir Tim Laurence, y sus hijos Peter Phillips y Zara Tindall.

Zara, que llegó al hipódromo de Surrey junto con su esposo, el exjugador de rugby Mike, dijo a la prensa que su abuela “estará viendo en la televisión, tiene algunos corredores hoy repartidos por todo el país, por lo que sabe exactamente lo que está pasando”.

“Ella simplemente estará sentada en el sofá viendo la televisión. Estará con su ropa cómoda”, dijo la nieta de la reina.

MONARQUIAS.COM