En el ocaso del reinado de Isabel II, sus nietos ‘desconocidos’ cobran mayor protagonismo

En el ocaso del reinado de Isabel II, sus nietos ‘desconocidos’ cobran mayor protagonismo

A medida que el reinado de Isabel II entra en su ocaso, y la monarca con problemas recurrentes de movilidad se retira del centro de la escena, dos de sus nietos menos conocidos comenzaron a cobrar mayor protagonismo.

Se trata Lady Louise Mountbatten-Windsor, de 18 años, y su hermano menor James Mountbatten-Windsor, vizconde Severn, de 13 años, los hijos del príncipe Eduardo y la condesa de Wessex.

Lady Louise Mountbatten-Windsor llamó la atención hace 10 años cuando asistió a una caminata entre la multitud en Londres durante el jubileo de diamante de su abuela.

Pero entonces ella y su hermano eran demasiado jóvenes para asumir funciones oficiales.

Ahora que la familia real se redujo, con las partidas escandalosas del príncipe Harry y el príncipe Andrés, se espera que los dos jóvenes comiencen a tomar un rol protagónico en la agenda real.

El 2 de junio participaron del tradicional viaje en carruajes de la familia real rumbo a la Horse Guard’s Parade, en el parque de St. James, para presencia el desfile militar en honor a su abuela.

Llamado Trooping the Colour, fue liderado por su tío y futuro rey, el príncipe Carlos, y su primo , el príncipe Guillermo. Ellos, con sus padres, observaron la ceremonia desde un balcón.

Más tarde, Lady Louise y Lord Severn fueron dos de los 17 miembros de la familia real que acompañaron a su abuela en su aparición en el balcón del palacio de Buckingham.

Este 3 de junio, los jóvenes ocuparon la primera fila en la catedral de San Pablo (incluso un sitio más importante que el que ocuparon los duques de Sussex) en la misa del jubileo de platino.

En marzo, Louise y James acompañaron a sus padres al servicio religioso en memoria de su abuelo, el fallecido príncipe Felipe, con quien la joven lady mantuvo una relación muy afectiva y cercana.

Como hijos de un príncipe y nietos de un monarca británico, Louise y James tienen derecho a los títulos de “príncipe” y “princesa”, pero sus padres decidieron que no los utilicen.

Los condes de Wessex argumentaron que querían que sus hijos tuvieran mayor libertad para decidir su futuro y fueran educados sin los privilegios inherentes a un príncipe británico.

El príncipe Eduardo y Sophie Rhys-Jones se casaron en 1999 en Windsor. Lady Louise nació en 2013 y, cinco años más tarde, nació James, el nieto más joven de los ocho que tiene Isabel II.

Según lo acordado con la reina, Louise y James tienen el derecho a decidir su utilizan el título al cumplir 18 años, pero la joven no hizo ningún anuncio el año pasado y sigue siendo oficialmente una “lady”.

Los observadores de la realeza, que elogian el trabajo de los condes de Wessex y admiran a sus hijos, creen que los jóvenes aumentarán en el futuro su trabajo como miembros de la monarquía y que, cuando Isabel II desaparezca, estarán al servicio del rey Carlos a tiempo completo.

MONARQUIAS.COM