‘Nunquma Rex Moritur’: un experto explica el protocolo del día después de la muerte de Isabel II


El declive de la salud de la reina Isabel II, de 96 años, y el aumento del protagonismo de su heredero, el príncipe Carlos, de 73, despertaron llamados para que él sea nombrado Príncipe Regente, un arreglo que le permite cumplir con los deberes de un monarca en caso de que quede incapacitado.

En el contexto de estos acontecimientos, el experto constitucional Robert Morris de la Unidad de Constitución del University College London explicó a Express.co.uk el protocolo real para que Carlos accediera a la Reina al trono.

La muerte de la reina y la ascensión de su sucesor

“Ella muere, y en un proceso llamado ‘Defunción’, se suceden hechos que no sólo tienen que ver con su muerte, sino también con la herencia de su heredero. Y la ley es que tan pronto como muera, su heredero se convierte inmediatamente en Rey en este caso”, dijo.

La primera decisión que deberá tomar el príncipe de Gales será el nombre que tendrá como rey.

Agregó:“No sabemos qué título tomará. Él tiene una opción sobre eso. Tiene muchos nombres de pila para considerar, por así decirlo, pero esperamos que se llame a sí mismo Carlos”.

Isabel II conservó su nombre, pero su padre el rey Jorge VI, era conocido antes de su entronización como el príncipe Alberto.

Morris explicó que Carlos se convertirá en rey inmediatamente después de la muerte de la reina, porque no puede haber una brecha en el gobierno ejecutivo.

Él se convierte en Rey inmediatamente. La ley es que nunca hay ninguna interrupción. Y esa es la regla del derecho consuetudinario, que ha estado presente durante siglos. La etiqueta latina es ‘Nunquma Rex Moritur‘, es decir, ‘el Rey nunca muere’”.

“Esta es la noción de que el monarca tiene que usar dos aspectos de su personalidad, la función constitucional, que por supuesto debe continuar, no se puede tener una ruptura en el gobierno ejecutivo. Y el personal, que por supuesto es humano, y muere”.

El experto agregó: “Pero la noción en la ley es que él nunca lo hace, por lo que la sucesión pasa inmediatamente con el último aliento de la Reina”.

Los detalles del plan de la Familia Real para el día en que muera la reina se filtraron al sitio Politico en septiembre de 2021.

Con el nombre en código de “Operación London Bridge”, los procedimientos entran en detalles minuciosos sobre cómo se compartirá el fallecimiento de la reina con el Primer Ministro, los altos funcionarios del Gobierno y luego con el público.

Según los documentos obtenidos por la revista, el Primer Ministro se reunirá con el rey, quien luego pronunciará un discurso a la nación a las 6:00 p.m.

“Creemos que el Príncipe, ahora el Rey, hará una transmisión la noche de la muerte de su madre. Y aparentemente el plan es que luego viajará a las capitales provinciales para los servicios conmemorativos que se llevarán a cabo allí en Edimburgo, Cardiff y Belfast”, dijo Morris.

“Mientras tanto, por supuesto, se estarán haciendo arreglos para el funeral de la Reina que tendrá lugar en Westminster Hall”, continuó. “No estoy seguro de cuánto durará, pero imagino que una gran cantidad de personas querrán presentar sus últimos respetos pasando por el catafalco y el ataúd”.

El experto aclaró que todavía no se ha confirmado el lugar del funeral de Estado de la monarca, que posiblemente se realice en la Abadía de Westminster. “Pero el enterramiento en sí tendrá lugar en la Capilla de San Jorge en Windsor”, declaró.

MONARQUIAS.COM