El ‘Carruaje de Oro’ volvió a rodar en los ensayos finales del jubileo de platino


El Gold State Coach, el Carruaje Estatal de Oro, ícono de la monarquía británica, salió a las calles de Londres para participar de los ensayos finales del gran desfile final del jubileo de platino de la reina Isabel II, previsto para el próximo 5 de junio.

Según informó el Palacio de Buckingham, el “Golden State Coach” participará en el desfile del último día de los eventos del jubileo. “Dando vida a momentos icónicos del reinado de la Reina, el desfile es solo una forma de celebrar este evento histórico”, dijo la casa real.

El carruaje de la era georgiana, que pesa cuatro toneladas y mide más de 7 metros de largo, no se ha utilizado desde que la reina Isabel II lo utilizó para conmemorar su Jubileo de Oro en 2002. Antes, el carruaje había salido de las cocheras reales para el Jubileo de Platino, en 1977.

El Golden State Coach fue encargado por el rey Jorge III en 1760, para utilizarlo en las ceremonias de su coronación, y aunque costó 7.562 libras esterlinas, el equivalente a 1,6 millones de libras esterlinas en la actualidad, se construyó pensando en el estilo, no en la comodidad.

De esta forma, la reina una vez describió como “horrible” el viaje a bordo del carruaje rumbo a la ceremonia de coronación en la Abadía de Westminster y de regreso al palacio, en junio de 1952. «Solo es de cuero», dijo, y «no es muy cómodo», confesó en un documental de TV.

Del 2 al 5 de junio, el Reino Unido celebrará cuatro días de grandes festejos con motivo del Jubileo de platino, que marca las siete décadas de Isabel II en el trono, todo un récord para un monarca británico.

Las festividades comenzarán con el tradicional Trooping the Colour, el desfile militar que suele conmemorar anualmente el cumpleaños de la reina, aunque no se ha celebrado desde el inicio de la pandemia (fue cancelado en 2021 y 2020).

El carruaje de oro participará del «Desfile del jubileo de platino», una gran marcha por el centro de Londres, conducido por la caballería real. 

Unas 10.000 personas participarán en una representación musical y teatral de la transformación de la sociedad británica desde la llegada de la reina al trono en 1952. 

El desfile debe terminar con el famoso cantante Ed Sheeran interpretando el himno nacional, «Dios salve a la Reina», frente al palacio.

MONARQUIAS.COM