¿’Señor de los cisnes’? Los extraños títulos que heredará el príncipe Carlos cuando sea rey de Inglaterra


Isabel II de Gran Bretaña ha reinado durante 70 años y es ampliamente considerada como una de las reinas más reconocidas en la historia británica.

Pero la reina, de 96 años, no es solo la jefa de Estado en Gran Bretaña, ya que varias Dependencias de la Corona y Territorios de Ultramar también cuentan al monarca como jefe de estado.

Su título oficial es “Isabel II, por la Gracia de Dios, Reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y de sus otros Reinos y Territorios, Jefa de la Mancomunidad de Naciones, Defensora de la Fe”.

Y si bien Isabel II es conocida como la reina, la nación Salish en Canadá la conoce como “Madre de todas las personas”, es el “Jefe supremo” para muchos en Fiji y conocida como “The White Heron” por el pueblo maorí de Nueva Zelanda.

Pero desde el día que ascendió al trono, en febrero de 1952, la monarca también tiene varios títulos casi desconocidos, y bastante extraños, pero con gran importancia histórica que algún día heredará su hijo, el príncipe Carlos. Estos son:

Duque de Lancaster

El Ducado de Lancaster es propiedad privada del soberano británico desde que asciende al trono y se estableció en el siglo XIV.

Durante estos últimos 70 años, en los que una mujer fue reina de Gran Bretaña, en Lancaster, los brindis por ella a menudo se dirigen a «¡La reina, duque de Lancaster!»

Fue su tatarabuela, la reina Victoria, quien comenzó a usar el título de ‘duque’ de Lancaster, porque creía que el título de duquesa se refería a la esposa de un duque, a diferencia del titular de un ducado real.

Así, cuando el rey Jorge VI murió en 1952 su hija Isabel II recibió el título de “duque”.

En el sistema de nobleza, las mujeres no suelen ser elegibles para heredar un ducado por derecho propio, por lo que el título de duquesa suele reservarse para la esposa de un duque.

Lord de Mann

La Isla de Mann es una dependencia autónoma de la corona británica, pero el monarca es considerado jefe de Estado de la nación isleña. Como tal, el monarca ostenta el título de Lord (señor) de Mann y está representado por un Vicegobernador.

La capital de la isla, Douglas, fue elevada al estatus de Ciudad este año con motivo del jubileo de platino de Isabel II. Alfred Cannan, el primer ministro de la Isla de Man, se refirió a la reina como el «Señor de Mann» mientras le agradecía el honor.

Duque de Normandía

El monarca británico es conocido como el Duque de Normandía en las Islas del Canal, que se componen de dos Dependencias de la Corona, el Alguacilazgo de Jersey y el Alguacilazgo de Guernsey.

El título llegó a la monarquía inglesa gracias a Guillermo el Conquistador, duque de Normandía y coronado rey de Inglaterra en 1066.

El monarca recibe el título de “duque” de Normandía, indistintamente de si es hombre o mujer, por lo que en los últimos 70 años Isabel II se tituló duque.

La razón del título del monarca en las Islas del Canal es que las islas son la última parte que queda del antiguo Ducado de Normandía, bajo el gobierno del monarca británico.

Señor de los cisnes

El monarca británico ostenta el título real muy inusual de “Lord (señor) de los cisnes”, y está vinculado a la tradición Swan Upping.

Se trata de un evento anual en Inglaterra en el que se reúnen, capturan, registran y liberan los cisnes del río Támesis, y hoy en día la práctica se lleva a cabo para verificar la salud y el número de población de las aves.

Desde el siglo XII, el monarca inglés tiene el derecho de reclamar la propiedad de todos los cisnes sin marcar que se encuentran en una sección particular del Támesis.