Isabel II “no quiere dramas” y recibirá “con brazos abiertos” a Meghan y Harry, dice cronista real

Isabel II “no quiere dramas” y recibirá “con brazos abiertos” a Meghan y Harry, dice cronista real

La reina de Inglaterra, Isabel II, recibirá al príncipe Harry y a Meghan Markle “con los brazos abiertos” durante los festejos por su jubileo de platino, reveló el periódico The Daily Mail.

La corresponsal Rebecca English confirmó que la monarca, de 96 años, invitó a los duques de Sussex y a sus hijos a reunirse con ella el próximo sábado 4 de junio.

Aquel día, la reina británica conocerá a su bisnieta Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, la segunda hija de los duques, en el día de su primer cumpleaños.

Harry y Meghan, que renunciaron a sus deberes oficiales como miembros de la familia real en 2020 y se mudaron a California, se hospedarán en la residencia Frogmore Cottage, cerca del castillo de Windsor, donde la reina vive desde el inicio de la pandemia.

“La soberana ha dejado claro que no quiere que ningún drama familia ensombrezca el próximo fin de semana de cuatro días de celebraciones nacionales” por sus 70 años de reinado, dijo English.

El príncipe Enrique y su esposa Meghan dejaron sus funciones reales y se trasladaron a California a principios de 2021. Desde entonces sólo han visitado juntos el Reino Unido en una ocasión. 

Isabel II recibirá a los duques de Sussex y los reunirá con el resto de la familia real por primera vez en más de dos años, y después de feroces enfrentamientos, porque busca que el jubileo “sea una ocasión en la que su país, incluyendo su propia familia, se una”.

Harry y Meghan asistirán al servicio religioso del jubileo, según su biógrafo

Un día antes de la gran reunión familiar en Windsor, el duque y la duquesa de Sussex asistirán a un servicio religioso en la catedral que forma parte parte de las celebraciones por el jubileo, dijo el viernes su biógrafo.

“Definitivamente veremos a Enrique y a Meghan en el servicio de Acción de Gracias en la Catedral de San Pablo», afirmó Omid Scobie -coautor de una biografía de los duques-.

El servicio del 3 de junio será «realmente el primer momento oficial» en el que la pareja se una a las celebraciones, indicó. «Eso es realmente lo que han estado planeando desde siempre», destacó Scobie, calificando los eventos del jubileo como un «vistazo» al futuro de la familia real.

La decisión del príncipe Harry y Meghan de trasladarse a Estados Unidos en busca de privacidad e independencia financiera causó conmoción en la familia real. Pero se vio agravada por las críticas públicas de la pareja, incluso en una entrevista televisiva en la que acusaron de racismo a un alto miembro de la realeza no identificado.

El Palacio real se está preparando para más revelaciones de Enrique en su próxima autobiografía.

Scobie confirmó que el duque y la duquesa de Sussex «no saldrán» al balcón del Palacio de Buckingham junto a miembros prominentes de la realeza el 2 de junio para ver el Trooping of the Colour y un desfile aéreo.

Pero aseguró que podrían hacer una «aparición sorpresa» el 5 de junio, cuando la reina podría salir al balcón nuevamente junto a miembros de la familia real.