El príncipe Andrés en el “Garter Day”: otra asistencia incómoda que Windsor quiere evitar


La posible asistencia del príncipe Andrés de Inglaterra a una tradicional ceremonia real en junio despertó “temores” en el palacio de Buckingham ante la posibilidad de que “eclipse” el evento al que asistirá la reina Isabel.

Se espera que el duque de York aparezca junto a su madre para el Garter Day (Día de la Jarretera) en el Castillo de Windsor el 13 de junio a pesar de las consecuencias de la demanda por abuso sexual y sus vínculos con el pedófilo Jeffrey Epstein.

Existe el temor de que la asistencia de Andrés a las celebraciones del Día de la Jarretera pueda eclipsar el evento, especialmente después de que se dijo que accedió a retirarse de la vida pública luego de la conclusión del caso”, dijo The Daily Mail.

El duque de York participará como “Caballero Real” de la Orden de la Jarretera en la ceremonia junto con otros miembros de la familia real en lo que es una de las ceremonias más importantes del calendario real. Y su nombre también aparecerá en la Circular de la Corte del día siguiente.

La ceremonia consta de una procesión en la que los caballeros de esta orden, que data del siglo XV, caminan desde el Castillo de Windsor hasta la Capilla de San Jorge, donde se celebra un servicio religioso. Este ritual fue suspendido por la pandemia de covid en 2020 y 2021.

Andrés fue despojado de todos sus títulos militares honorarios y su designación “Alteza Real” en enero a la luz del caso civil de abuso sexual entablado por Virginia Giuffre, una víctima de Epstein que afirmó que el príncipe la había agredido sexualmente varias veces cuando era menor de edad.

El duque de York y su acusadora finalmente llegaron a un acuerdo extrajudicial por una tarifa no revelada a principios de este año, pero el acuerdo de millones de dólares y el caso destruyeron la reputación pública de Andrés.

Por esta razón, su nombre fue borrado de la lista de integrantes de la Casa de Windsor que asistirán al desfile militar por el cumpleaños de la reina y al tradicional saludo desde el balcón del palacio de Buckingham.