Un republicano lidera el nuevo gobierno de Australia: ¿reemplazará a la reina por un presidente?


Un republicano, Anthony Albanese, del Partido Laborista Australiano, fue designado primer ministro de Australia, país que tiene a Isabel II como reina y jefa de Estado,

Australia es uno de los 15 reinos de la Commonwealth de los que Isabel II es soberana y es representada por un Gobernador General.  

El nuevo gobernante, de 59 años, llevará las riendas de un país asociado a la monarquía británica pero en 2018 dijo que el país debería realizar una votación nacional para convertirse en República.

Si bien el manifiesto del Partido Laborista no incluye ningún plan para un referéndum sobre el republicanismo, la organización antimonárquica Republic advirtió que Australia se convertirá en “una república” como resultado de su elección.

«Excelente ver al pro-república Anthony Albanese convertirse en primer ministro de Australia”, celebró la organización.

«No habrá un referéndum todavía, ya que están correctamente comprometidos a reconocer primero a los aborígenes como los australianos originales en la constitución. Pero una república sucederá», advirtieron.

El partido de Albanese se compromete a celebrar pronto un referéndum para crear una ‘Voz Indígena’ en el Parlamento, lo que permitiría a los pueblos originarios opinar sobre las políticas y leyes que afectan a sus comunidades.

En las últimas elecciones, el Partido Laborista destinó 160 millones de dólares para un plebiscito consultivo para determinar el apoyo de los australianos a una república, antes de un referéndum sobre el tema.

Pero el laborismo dijo recientemente que la prioridad es el “reconocimiento constitucional” a las Primeras Naciones (comunidades descendientes de aborígenes) y aclararon que una consulta sobre república-monarquía todavía no está en agenda. “Ese es el único referéndum con el que estamos comprometidos en nuestro primer mandato de gobierno”.

La elección de Albanese llega en un momento complicado para la monarquía, ya que varios otros países que tienen a Isabel II como reina, como Belice o Jamaica, han comenzado a buscar el republicanismo.

En noviembre de 2021, Barbados dejó de ser una monarquía constitucional con la reina Isabel II como jefa de Estado para convertirse en república, aunque dentro de la Commonwealth.

En Canadá, país que revisa críticamente su pasado colonial, el 65% rechaza la idea de que el príncipe Carlos, de 73 años, sea rey y jefe de Estado a la muerte de la reina Isabel.