Buckingham ya habla del reinado del príncipe Carlos: un “rey que escucha” de “diplomacia suave”


El príncipe Carlos no piensa abandonar sus ideas cuando sea rey de Gran Bretaña, a la muerte de la reina Isabel II, afirmó este domingo el periódico The Mail On Sunday citando fuentes del palacio.

El príncipe de Gales se resistirá a las llamadas para abandonar sus proyectos favoritos cuando se convierta en rey”, según The Mail on Sunday.

En heredero al trono, de 73 años, sin embargo, “encontrará nuevas formas de defender las causas favoritas, abriendo los palacios reales y ‘reuniendo a la gente para encontrar soluciones’”.

Lectura recomendada: ¿El príncipe Carlos está a las puertas de convertirse en Regente?

Durante años, el príncipe de Gales fue sido criticado por sus fuertes puntos de vista sobre temas como la arquitectura, la homeopatía, la comida orgánica y los métodos tradicionales de cultivo.

Otras personas advertido sobre la dificultad que encontrará al combinar sus opiniones personales con la imparcialidad requerida del monarca británico.

Ante esto, una fuente del palacio dijo que Carlos quiere ser “un rey coordinador en lugar de un rey activista” porque “accedió a no ser franco ni a presentar controversias”.

Sus futuras intervenciones se centrarán en “escuchar en lugar de hablar”, dijo.

Otra fuente real dijo de Carlos: “Nunca se da por vencido en los problemas y sigue volviendo a la gente para averiguar qué progreso se ha logrado”.

“Pero esta es la distinción: no resolver los problemas por sí mismo, sino escuchar las preocupaciones de las personas y reunir a otros para resolverlas”, agregó.

The Mail On Sunday dijo que “es probable que eso conduzca a un estilo de monarquía diferente” al de Isabel II, bajo cuyo reinado “pocas personas han escuchado sus puntos de vista personales”.

Otro fuente dijo al periódico: “Sabemos lo que piensa el Príncipe sobre varios temas, por lo que no hay posibilidad de volver a poner al genio en la botella”.

Lo que decida decir será muy importante, pero todavía puede ser lo suficientemente audaz para causar un impacto pero hacerlo con mucha habilidad”, opinó.

La gira canadiense de tres días de la semana pasada brindó la mayor señal de cómo el futuro rey desempeñará sus funciones.

Carlos citó los abusos históricos sufridos por los pueblos indígenas en las escuelas de internados de Canadá y dijo que reconocía el “dolor y sufrimiento” padecidos por miles de víctimas.

Pese a que el palacio había anticipado que el príncipe de Gales solo haría “comentarios” sobre el asunto, su declaración impactó a sus interlocutores.

Debes haber sido indígena en otra vida porque nos entiendes”, le dijo un líder de las comunidades aborígenes.

“Se cree que gran parte de esta diplomacia suave continuará cuando se convierta en rey, detrás de escena y lejos de las cámaras”, escribió la periodista Kate Mansey, del Mail On Sunday.

Continúe leyendo: El “plan maestro” de Isabel II para una transición tranquila ya está en marcha