Los reyes Felipe VI y Juan Carlos planean una reunión clave tras dos años de desencuentros


El palacio de La Zarzuela, a las afueras de Madrid, es el lugar elegido para el primer encuentro cara a cara del rey Juan Carlos I con su hijo, Felipe VI, y su esposa, la reina Sofía, después de dos años de desencuentros.

El ex rey, de 84 años, fue aclamado el viernes por decenas de personas en la localidad costera de Sanxenxo (Galicia), en su primera aparición pública tras regresar a España después de casi dos años de exilio.

El exmonarca de 84 años, que se instaló en los Emiratos Árabes Unidos en agosto de 2020 entre sospechas de corrupción, llegó a España el jueves por la noche para una visita que concluye el lunes y que levantó críticas en el país.

Juan Carlos I, que abdicó en 2014 perseguido por los escándalos, irá el lunes a Madrid para ver a su mujer, a su hijo Felipe VI, y al resto de la familia, antes de regresar a Abu Dhabi, en un encuentro que fue pactado por teléfono por el exmonarca y su hijo.

Felipe VI, quien ascendió al trono en 2014, ha intentado distanciarse de su padre. Así, en marzo de 2020 renunció a su herencia y le canceló su pago anual de casi 200.000 euros entre declaraciones que apuntaban a remontar la “ejemplaridad” y “transparencia” de la corona.

Juan Carlos I se fue de España en agosto de 2020 mientras los fiscales españoles y suizos investigaban su participación en presuntas irregularidades financieras. Los escándalos reavivaron un debate sobre si España debería tener una monarquía.

El palacio real dijo que el rey emérito regresaría el lunes a su “residencia permanente y estable” en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos. Pero aclaró que su visita a España refleja el deseo de Juan Carlos de “viajar con frecuencia a España para visitar a familiares y amigos”.

Las próximas visitas del rey emérito a España le servirán para «organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado», anticipó el palacio.

Juan Carlos debe dar explicaciones a los españoles, dice el gobierno

El gobierno del socialista Pedro Sánchez -que se opone, según la prensa, a que se instale en la residencia oficial de Felipe VI- insiste en que debe dar «explicaciones» sobre su oscuro patrimonio.

Creo que todos los ciudadanos españoles merecen una explicación”, dijo el jueves la ministra de Economía de España, Nadia Calviño, a la radio Cadena Ser.

Yolanda Díaz, la viceprimera ministra segunda y miembro de alto rango del partido Unidas Podemos (Unidas Podemos), se hizo eco de esa opinión.

Para mí, no importa dónde esté el rey”, dijo a los periodistas. “Lo que sí creo, por la dignidad de una institución como la Casa Real —y esto viene de alguien que no es monárquico—, es que debería rendir cuentas y explicar a los españoles lo que hizo mientras era jefe del Estado”.