El príncipe Carlos reconoció el “dolor y sufrimiento” causado a los indígenas de Canadá

El príncipe Carlos reconoció el “dolor y sufrimiento” causado a los indígenas de Canadá

El príncipe Carlos de Inglaterra reconoció públicamente el sufrimiento padecido por los pueblos indígenas de Canadá y recibió elogios de los líderes nativos quienes, sin embargo, expresaron su deseo de recibir una disculpa oficial de la monarquía.

En un acto en Yellowknife -Territorios del Noroeste de Canadá- Carlos dijo ante una multitud antes de partir hacia el Reino Unido que sus conversaciones con exalumnos de esas escuelas para nativos y sus familias en los últimos días habían sido «profundamente conmovedoras».

Unos 150.000 niños indígenas, mestizos e inuit fueron internados a la fuerza desde finales del siglo XIX hasta la década de 1990 en 139 escuelas residenciales de todo Canadá, pasando meses o años aislados de sus familias, idioma y cultura.

El hallazgo, desde mayo de 2021, de 1.300 tumbas de estudiantes sin identificar en varias de las antiguas escuelas conmocionó a toda Canadá. Se espera que en nuevas búsquedas se descubran muchos más cuerpos enterrados.

«En nombre de mi esposa y el mío, quiero reconocer su sufrimiento y decir lo mucho que nuestros corazones están con ellas (las víctimas) y sus familias», expresó. «Debemos escuchar la verdad de las experiencias vividas por los pueblos indígenas. Debemos trabajar para comprender su dolor y sufrimiento», subrayó.

En un comunicado, la presidenta del Consejo Nacional de etnia Metis, Cassidy Caron, señaló que «significa mucho que el príncipe Carlos y su familia quisieran escuchar y aprender, escuchar las verdades de los pueblos indígenas de la forma en que las recordamos». «Es un importante paso adelante», admitió.

Caron agregó, sin embargo, que aún se esperaba una disculpa «no solo en nombre de la Iglesia Anglicana por lo que sucedió en esas instituciones, sino también por las fallas en la relación entre la Corona y las Primeras Naciones».

El gobierno de Ottawa ya se disculpó por este sufrimiento causado a los indígenas y posteriormente lo hizo el Papa Francisco ante una delegación indígena por el papel de la Iglesia Católica en el escándalo de las escuelas, y lo repetirá durante una visita a Canadá en julio.