El rey Juan Carlos regresó a España, pero su visita durará solo cinco días


Luego de 21 meses en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), el rey emérito Juan Carlos I regresó este 19 de mayo a España, donde permanecerá cinco días y asistirá a una regata de vela.

El exmonarca, de 84 años, regresó a su país a bordo de un avión privado procedente de la capital de los emiratos al aeropuerto de Peinador (en la ciudad gallega de Vigo).

Allí le esperaban su hija mayor, la infanta Elena, y su amigo el regatista Pedro Campos, quien trasladó al rey emérito a Sanxenxo (Pontevedra).

Juan Carlos I se aloja en el domicilio de Campos, en Sanxenxo, donde se desplegó un fuerte dispositivo policial formado por un centenar de agentes ante su visita.

El ex monarca está «muy animado» y «con mucha ilusión» por regresar a España tras casi dos años fuera, dijo Campos a la prensa horas antes de su llegada.

Campos no reveló si Juan Carlos I participará en la regata a bordo del “Bribón”, la embarcación con la que compitió en el pasado, o se limitará a ser espectador.

El próximo lunes Juan Carlos I se desplazará a Madrid para encontrarse con su hijo Felipe VI y su esposa, la reina Sofía, en el Palacio de La Zarzuela, y ese mismo día regresará a Abu Dhabi.

Será el primer encuentro de Juan Carlos I y Felipe VI desde enero de 2020, cuando coincidieron en el funeral de la infanta Pilar, hermana del ex monarca.

La intención de Juan Carlos I es viajar «con frecuencia» a España, donde se hospedará en residencias privadas, nunca en el palacio real de La Zarzuela, informó la Casa Real.

El gobierno no quiso que Juan Carlos I pernoctase en La Zarzuela, donde residió durante cerca de 60 años ya que no es la residencia privada de la Familia Real, sino de la Jefatura del Estado.

El exrey se trasladó en agosto de 2020 a Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) tras las informaciones publicadas sobre sus negocios en el extranjero, que fueron investigados por la fiscalía del Tribunal Supremo.

Tras ser archivadas las investigaciones por la fiscalía en marzo pasado, Juan Carlos I, de 84 años, comunicó a su hijo Felipe VI su deseo de regresar a España. En una conversación telefónica del domingo pasado, padre e hijo acordaron verse en Madrid.