El príncipe Carlos reconoció la historia ‘oscura’ y ‘difícil’ de Canadá durante la gira real


El príncipe Carlos de Gales llegó este 17 de mayo a Canadá y se refirió al “oscuro” y “difícil” pasado del país en referencia al histórico maltrato de los indígenas.

«Sé que nuestra visita aquí esta semana llega en un momento importante para los pobladores nativos y no nativos de todo Canadá, que están reflexionando abierta y honestamente sobre el pasado para construir una nueva relación de cara al futuro», sostuvo el príncipe Carlos.

«Debemos encontrar nuevas formas de aceptar los aspectos más oscuros y difíciles del pasado, reconociendo, reconciliando y esforzándonos por hacerlo mejor», agregó Carlos, de 73 años, quien viajó a Canadá con su esposa, Camilla, invitado por la gobernadora general, representante oficial de la reina Isabel II.

Aunque agradeció la oportunidad de discutir el proceso de reconciliación con la población indígena del país, el heredero de la corona británica se abstuvo de ofrecer disculpas en nombre de la monarquía por los abusos sufridos por los aborígenes canadienses en el sistema de residencias escolares.

La pareja real hizo su primera parada en Saint-Jean de Terre-Neuve (este de Canadá), donde fueron recibidos por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y la gobernadora general, Mary Simon, que es de ascendencia indígena.

«Les animo a que hablen con los nativos para escuchar sus historias, sus éxitos y sus soluciones, y les animo a conocer la verdad sobre nuestra historia, lo bueno y lo malo», afirmó Simon en el marco de la visita.

La pareja llega a Canadá casi un año después de que se descubrieran las primeras tumbas anónimas de niños en antiguos colegios residenciales católicos destinados a indígenas, lo que provocó un escándalo y puso al descubierto la historia colonial de este enorme país.

El escándalo de los internados

La pareja tiene previsto viajar a la capital, Ottawa, y el jueves a los Territorios del Noroeste, una región del norte de Canadá al borde del Ártico, que se está calentando tres veces más rápido que el resto del planeta.

«(El príncipe Carlos) quiere hablar del medio ambiente y los nativos quieren hablar de los internados religiosos», dijo el historiador y experto en la monarquía británica James Jackson.

«Las tres provincias más afectadas por el escándalo de estos internados religiosos fueron Columbia Británica, Saskatchewan y Alberta, que él evita esta vez. Al ir a los Territorios del Noroeste, puede hablar del medio ambiente sin hablar demasiado del escándalo de los internados», recordó.

MONARQUIAS.COM