Obituario: Khalifa bin Zayed Al Nahayan, emir de Abu Dhabi (1948-2022)


El emir de Abu Dhabi y presidente de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Khalifa bin Zayed Al Nahayan, quien falleció este viernes a los 74 años, llevaba varios años con problemas de salud y raramente aparecía en público desde que sufrió un derrame cerebral en enero de 2014.

“Khalifa dirigió el desarrollo del sector del petróleo y el gas y las industrias transformadoras que han contribuido con éxito a la diversificación económica del país”, escribió el periódico Khaleej Times, que lo define como “un buen oyente, modesto y profundamente interesado en los asuntos de su pueblo” y “una figura muy querida en los Emiratos Árabes Unidos y la región”.

El decimosexto emir de Abu Dabi, nacido en Al Ain en 1948, era el hijo mayor del jeque Zayed bin Sultan Al Nahayan, presidente y padre fundador de los Emiratos Árabes Unidos, rico Estado del Golfo que agrupa siete emiratos, Dubai, Fujaira, Ras Al-Khaimah, Sharjah, Umm al-Quwaim y la capital, Abu Dhabi.

El clan Al Nahayan ha controlado los destinos de Abu Dabi desde que conquistaron la isla del mismo nombre en 1793. Son la dinastía que gobierna de forma continua durante más tiempo en Oriente Medio y una de las más ricas: el jeque Khalifa heredó de su padre una billetera de 350.000 millones de dólares.

Mientras su madre, la jequesa Fatima, nunca fue vista en público, su padre sacó al país del atraso y lo transformó en un dínamo económico moderno. En 1971, los Emiratos Árabes Unidos tenían 180.000 habitantes tribales, en su mayoría rurales. Para cuando murió, la población superaba los tres millones, de los cuales 900.000 utilizaban internet.

El descubrimiento del petróleo ciertamente ayudó a la familia real de Abu Dhabi, ya que ahora casi el 10% de las reservas mundiales y el 4% del gas se encuentran en su país. Pero donde otros líderes del Golfo derrocharon su riqueza, la dinastía Al Nahayan reinvirtió las ganancias del petróleo en hospitales, carreteras y escuelas, y planeó para el día en que los pozos se secarían.

Desde que sucedió a su padre en el poder, el jeque Khalifa presidió una importante reestructuración tanto del Gobierno Federal como del Gobierno del emirato y, la prensa nacional hoy destaca que, bajo su cetro, el país fue “testigo de un desarrollo acelerado que aseguró una vida digna para las personas que llaman hogar al país”.

Desde que el emir sufrió un derrame cerebral en 2014, su medio hermano el jeque Mohamed Bin Zayed, proclamado príncipe heredero y llamado «MBZ», dirige los asuntos del país y es considerado como el gobernante de facto y comandante supremo de las Fuerzas Armadas de la monarquía petrolera.

“Khalifa bin Zayed… mi hermano, mi mentor, mi maestro. Que tu alma descanse en paz”, anunció heredero. “Los EAU han perdido a un querido ciudadano, un líder de su fase de empoderamiento y el custodio de su viaje. Sus logros, sabiduría, generosidad e iniciativas resuenan en todos los rincones de la nación”.

MONARQUIAS.COM