Qué se sabe sobre la salud de la reina Isabel II de Inglaterra


La reina Isabel II de Gran Bretaña alcanzó el hito de 70 años de reinado en febrero, pero su creciente debilidad y sus problemas de movilidad le impedirán asistir a varios de los eventos previstos como parte de las celebraciones del “Jubileo de Platino”.

La monarca cumplió 96 años el pasado 21 de abril, y debido a que ha sido conocida, durante décadas, por su salud de hierro, a muchos británicos les sorprende y les preocupa su estado de salud.

En marzo de 2020, la reina Isabel II y el príncipe Felipe se aislaron en el Castillo de Windsor, a unos 40 km de Londres, para mantenerse a salvo del Covid-19. Allí murió el duque de Edimburgo un año más tarde.

En los últimos meses la reina Isabel redujo considerablemente sus apariciones públicas y su salud es motivo de preocupación desde que en octubre los médicos le ordenaron guardar reposo y pasó una noche hospitalizada para someterse a «pruebas» cuya naturaleza no se precisó.

Desde entonces, un dolor en la espalda y crecientes dificultades para permanecer de pie y caminar le hicieron cancelar varios compromisos. Sus apariciones se volvieron muy escasas, aunque sigue asumiendo «tareas ligeras», la mayoría de las veces por videoconferencia.

Ella misma confió a mediados de febrero que «no se podía mover», mostrando su pierna izquierda en una audiencia en Windsor. Luego contrajo Covid-19 en febrero, lo que en sus propias palabras la dejó “muy cansada y agotada”.

La última vez que se la vio en público fue el 29 de marzo en la Abadía de Westminster, en el centro de Londres, durante una misa en honor de su difunto esposo, el príncipe Felipe, fallecido el año pasado a los 99 años.

El 28 de abril la casa real mostró fotografías de la reina sin bastón al recibir en el Castillo de Windsor al presidente suizo, Ignazi Cassis.

La monarca canceló su presencia en las “Garden party” de primavera previstas para mayo, aunque el palacio anunció que Isabel II espera poder asistir el 10 de mayo a la ceremonia de la apertura del Parlamento británico, una cita anual a la que solo falto dos veces en 70 años de reinado.

MONARQUIAS.COM