El palacio real de Oslo realza su esplendor original y reabre al público tras dos años de cierre


Después de dos años de cierres por la pandemia, el Palacio Real de Oslo volverá a abrir al público y permitirá a los visitantes realizar recorridos desde el 25 de junio.

Ubicado en lo alto de una colina, en un extremo de la avenida Karl Johans, el Palacio Real es uno de los edificios más importantes del país y un símbolo concreto del curso de la historia noruega desde 1814.

Residencia oficial del rey Harald V, el palacio comenzó a construirse en 1824, cuando Suecia y Noruega formaban un solo reino, y la primera piedra fue colocada por el rey Carlos Juan en 1825. El primer rey que lo habitó fue Oscar I, quien se mudó allí en 1849.

Con la reapertura de la residencia real, el público podrá realizar un recorrido que incluye algunas de las estancias más importantes del palacio, como la Sala del Consejo, el salón de baile, el comedor y la Suite del Rey Haakon.

El recorrido incorporará, además, el Salón Blanco, que fue restaurado el año pasado para recobrar la apariencia que tenía cuando el rey Oscar y la reina Sofía de Suecia y Noruega lo habitaron por primera vez.

En el Palacio Real, los reyes de Noruega presiden el Consejo de Estado, concede audiencias y celebra cenas oficiales, y allí se alojan los jefes de Estado extranjeros que visitan Oslo. La mayoría de los miembros de la Corte Real tienen aquí su lugar de trabajo.

MONARQUIAS.COM