Nieto del último rey yugoslavo renunció a sus derechos al trono de Serbia

Nieto del último rey yugoslavo renunció a sus derechos al trono de Serbia

El príncipe Pedro Karadjorgevich, nieto del último rey de Yugoslavia, tomó la “decisión inquebrantable” de “abdicar” a sus derechos al trono de Serbia.

Pedro es el mayor de los tres hijos del príncipe heredero Alejandro, jefe de la dinastía Karadjorgevich desde la muerte en el exilio de su padre, Pedro II, último rey de Yugoslavia.

El príncipe dijo que cedía sus derechos al trono a su hermano menor, el príncipe Filip, de 40 años. Ambos son hijos del príncipe Alejandro y su primera esposa, María da Gloria de Orleáns-Braganza.

“Es de interés para la dinastía que el príncipe heredero viva con su familia en Serbia, entre nuestra gente”, argumentó Pedro, de 42 años, en un comunicado.

“Mi hermano, el príncipe Filip, ató su vida y la vida de su familia a nuestra patria, donde después de nueve décadas nació el primer miembro varón de la dinastía Karadjordjevic, el heredero de mi hermano, el príncipe Stefan”, dijo Pedro.

El príncipe aclaró que no renunciará a sus derechos a heredar el apellido real y la calidad de miembro de la casa real de Karadjordjevic.

«Renuncio a todos los derechos y prerrogativas que me pertenecen sobre la base del derecho de nacimiento en la línea del jefe de la casa real de Serbia y Yugoslavia”, escribió.

“Por el acto de abdicación, renuncio a mí mismo y a todos mis descendientes que nacieron o nacerán en una relación marital o fuera del matrimonio”, agregó Pedro.

Agregó que informó oficialmente a su padre, el príncipe Alejandro y patriarca de la Iglesia ortodoxa serbia Porfirio, sobre su «decisión inquebrantable».

La monarquía de la ex Yugoslavia fue derrocada en 1945, cuando el régimen comunista puso fin al reinado de Pedro II. Casado con Alejandra de Grecia, se exilió en EEUU, donde murió en 1970.

El hijo de los últimos reyes yugoslavos regresó al país tras la caída de la URSS y reclama su derecho al trono de Serbia.

MONARQUIAS.COM