La justicia concluyó que el emir de Dubai acosó e intimidó a su exesposa


El emir de Dubai, Mohamed bin Rashid al Maktum, acosó e intimidó a su exesposa, la princesa Haya Al Hussein de Jordania, hasta «niveles particularmente desproporcionados», dictaminó la Alta Corte de Londres.

El emir al Maktum, de 72 años, «mostró constantemente un comportamiento coercitivo y manipulador hacia los miembros de su familia que considera que actúan contra sus deseos», afirmó el juez Andrew McFarlane, al cierre de la batalla judicial por la custodia de sus dos hijos, que quedarán bajo la custodia de la princesa Haya.

El emir, de 72 años, y Haya, de 47, se casaron en 2004 con el beneplácito del rey Abdallah II de Jordania, hermanastro de la princesa. Tuvieron dos hijos, Al Jalila, de 14 años, y Zayed, de 10, y ella escapó de los Emiratos Árabes Unidos a Londres en 2019, asegurando ser «aterrorizada» por su entonces marido.

La justicia británica dictaminó en octubre de 2021 que Mohamed bin Rashid al Maktum, que mantiene desde hace tiempo relaciones diplomáticas con Isabel II y comparte la afición de la reina por los caballos, había autorizado el pirateo del teléfono de su esposa y de sus abogados británicos

El juez McFarlane señaló que el soberano la había «acosado e intimidado (…) antes de que se marchara a Inglaterra y desde entonces».

En marzo de 2020, un tribunal de familia británico estableció asimismo que el emir había «encargado y orquestado» el secuestro de dos de sus hijas de otra esposa, la princesa Shamsha, en 2000 en Cambridge, y de su hermana Latifa. 

En una sentencia de diciembre de 2021, el soberano fue condenado a pagar una suma récord de más de 700 millones de dólares a su exesposa y a sus hijos.

La princesa Haya será ahora la única responsable de la atención médica y la escolarización de los dos niños. El padre podrá tener contacto indirecto con ellos, por ejemplo, por teléfono, determinó el tribunal.

En un comunicado, la princesa Haya comparó los últimos años con un «viaje aterrador», pero afirmó que había encontrado «un extraordinario refugio, protección y compasión» en el Reino Unido. 

Un portavoz de Mohamed bin Rashid al Maktum aseguró por su parte que este «ama a sus hijos» y «siempre los ha cuidado y mantenido, y siempre lo hará». Y sigue negando las acusaciones realizadas en este procedimiento», subrayó.

MONARQUIAS.COM